Viernes 23 Junio 2017

Como Salta el gobierno nacional descentralizaría obra pública y fondos sociales

congreso 1El gobierno nacional evalúa un plan alternativo que compense a las provincias por la retención del 15% en sus recursos coparticipables que les impone la Nación para financiar a la Anses. El plan consistiría en descentralizar el manejo y la ejecución de obras públicas y planes sociales, que, en los hechos, serían fondos contantes y sonantes para los distritos.
Según la publicación del diario La Nación firmada por Laura Sierra quien detalla que el Poder Ejecutivo no está dispuesto a devolverles a las provincias ese 15% de retención que hoy les aplica a sus fondos coparticipables ya que, advirtió, implicaría el desfinanciamiento del sistema previsional.
Hay que recordar que, el presidente Mauricio Macri derogó un decreto que le dejó como herencia Cristina Kirchner días antes de abandonar el poder. La medida fue firmada luego de que, dos días después del triunfo de Macri, la Corte Suprema fallara en favor de San Luis, Santa Fe y Córdoba por los respectivos reclamos de restitución de esos fondos. Pero el problema no terminó: por un lado, las otras provincias ya llevaron sus demandas a la Justicia y, por el otro, en el Congreso, la oposición podría rechazar el decreto de Macri que a su vez derogó el de Cristina Kirchner.
Según el artículo del diario “en el Congreso, el decreto derogatorio de Macri pende de un hilo. La cuestión se discutirá mañana en la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo. En tanto, cinco provincias esperan una respuesta de la Corte a sus pedidos” a la vez que detalla el complicadísimo camino que tendría que pasar un futura nueva ley de coparticipación ya que “tanto la Nación como las provincias son conscientes que aprobar una nueva ley de coparticipación es una cruzada casi titánica, pues requiere no sólo la aprobación del Congreso sino también de cada una de las legislaturas provinciales. El Gobierno de Macri podría mirar para el costado y evitar la discusión, pero el problema es que los gobernadores peronistas -y sus representantes legislativos- no están dispuestos a claudicar sus reclamos por mayores fondos a las provincias. Además de agitar la amenaza de demandar al Gobierno en la Justicia, tienen la llave para sancionar las leyes que el Gobierno necesita del Congreso. La más urgente es la derogación de la ley cerrojo, que habilitaría al Poder Ejecutivo a entablar negociaciones con los holdouts”.

0
0
0
s2smodern

Facebook