Fue de 53,8% acumulado en el año anterior y representa para muchos argentinos el resumen de la gestión de Mauricio Macri.
El Indec informó este miércoles que la inflación en diciembre se desaceleró seis décimas respecto del mes previo y cerró en 3,7%.
De esta forma, en 2019 los precios acumularon una suba del 53,8% y pasó a ser la marca más alta desde 1991, incluso más alta que la de 2002 tras la salida del 1 a 1, un triste récord que también había roto la inflación de 2018.
En el acumulado del año, los rubros que más subieron fueron Salud (72,1%), Comunicación (63,9%) y Equipamiento y mantenimiento del hogar (63,7%). Los que menos, fueron Educación (47,1%) y Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (39,4%) producto de la serie de congelamientos parciales y postergaciones de aumentos que aplicó el gobierno durante el año electoral. Los Alimentos, el rubro más sensible, subieron 56,8% y superaron la inflación.
En el mes de diciembre, los precios regulados subieron 4,6% y superaron a la canasta núcleo (3,7%) y los estacionales solo 2,1%. De esta forma, la marca del Indec quedó por debajo del 4,2% estimado por las consultoras privadas.
Con el consumo alicaído, las subas de precios que se ubicaron por debajo del promedio fueron las de las Prendas de vestir y calzado (2,4%), Restaurantes y hoteles (3,3%), Recreación y cultura (2,4%),Alimentos y bebidas no alcohólicas (3,1%), Bebidas alcohólicas y tabaco (3,1%) y Educación (2%).
Por el contrario, lo que más subió fue el rubro Comunicación (9,6%) por las subas de la telefonía celular, Salud (5,6%), Equipamiento y mantenimiento del hogar (5,4%), Transporte (5%).

Informe completo (Fuente: INDEC)