La reacción inmediata del gobierno nacional ante la muerte de dos niños en el norte salteño, puso en tierras norteñas a Daniel Arroyo, Ministro de Desarrollo Social, quien junto al gobernador llegaron vía área a la Puntana, misión cercana a la localidad de Santa Victoria Este, en compañía del gran parte del gabinete provincial y en la que fueron recibido por el intendente local, Rojelio Nerón.
Luego de ese recorrido, ya en la capital de a provincia Arroyo y Sáenz rubricaron el convenio por el inicio del la tarjeta del Plan Alimentar que según el funcionario nacional “serán 65 mil tarjetas en toda la provincia con un monto de cuatro mil pesos cada una” pero que tendrán una demora de sesenta días para que funcionen ya que se instrumentará en febrero para que al mes siguiente puedan usarse desde cualquier móvil de telefonía celular.
E ministro nacional se esforzó primero en dejar públicamente las condolencias a las familias de los niños fallecidos y luego reconoció que “la Argentina tiene una situación critica y no puede pasar que un niño fallezca en un contexto social complicado”