Ocurrió en la mañana de este domingo en el Barrio 9 de Julio cuando operarios contratados por la empresa Aguas del Norte que repartían agua en el lugar, recibieron el ataque y robo de pertenecías, hecho perpetrado por violentos jóvenes que se encontraban en las calles del barrio.

Según se pudo constatar, los violentos tenían el propósito de robar a los ocupantes del barrio, nunca reclamaron por la necesidad de agua potable. Se llevaron el teléfono celular de uno de ellos y algunas herramientas.

Esta lamentable suceso perjudicó al resto de los vecinos que viven en un barrio con limitados servicios, como agua y cloacas con el agravante que el propietario de la contratista decidió no volver a brindar el servicio en la zona.

Tanto por el ataque y daño físico al transporte, como por el robo, los perjudicados realzaron la denuncia pertinente en sede policial, por lo que ante lamentable hecho, personal jerárquico de la Unidad regional 4 de Policía, hizo saber a la empresa Aguas del Norte y empresas contratistas, que la policía brindará seguridad para que se pueda cumplir con el reparto de agua potable en camones cisternas.